Borja Peinado

Borja Peinado

Redactor

SERIE DEL MES DE MAYO DE 2021

En “Un efecto óptico”, Juan Cavestany juega con nosotros paseando a un matrimonio de Burgos por Madrid como si fuese por Nueva York. Y es que NY tiene pinta de ser una ciudad muy parecida a la capital española, llena de libertad, donde los jóvenes pueden hacer lo que quieren, ya sea beber cañas o pasar de sus ex. La cosa es que cuando se tiene tanta libertad, uno acaba aburriéndose a ratos, este es el motor que hace arrancar nuestra serie del mes, Search Party.

Dory encuentra un cartel de desaparecida en el que aparece una antigua compañera de universidad, Chantal; de repente, Dory encuentra un fin a su vacía vida milenial. A partir de aquí, junto a sus dos amigos Elliot y Portia y su novio Drew, comienzan la búsqueda de una chica con la que tenían poca o ninguna relación. 

La serie fue estrenada por TBS en 2016 y resultó un cruce entre Girls y Bored to Death, sin muchas pretensiones y con mucha diversión. Su segunda temporada continuó con más humor negro; con unos tintes de tensión a lo Hitchcock que están presentes en toda la historia. Después de que fuera renovada por una tercera temporada, tuvimos que esperar a que en 2020 HBO Max nos la devolviera, siendo 2021 el año en el que hemos asistido a su cuarta entrega.

Aunque se nos venda a veces como una comedia hipster, Search party es una explosión de géneros que no dejará de sorprendernos y de hacernos reír a carcajadas. La culpa la tienen un guion muy cuidado y unos personajes con un arco tan rico como hilarante. A través de ellos, la historia se ríe de la sociedad moderna y de una generación y una clase media acomodada, que aparentemente lo tiene todo pero que no sabe lo que quiere ni qué lugar ocupa en el mundo. 

Alia Shawkat (Arrested Development) es Dory, sobre la que recae el peso dramático. Parece como si en cada temporada descubriésemos a una Dory distinta que va descendiendo a sus propios infiernos. Si Dory es el drama en Search Party, Drew (John Reinolds), Portia (Meredith Hagner) y Elliot (John Early) son el surrealismo y el disparate. Elliot Gross se ha convertido en uno de mis personajes favoritos del humor seriéfilo. Al principio nos puede resultar solo una caricatura más de un homosexual histriónico hipster neoyorquino, pero es mucho más. La frase que le define la dice él mismo en la cuarta temporada: “Soy una persona haciendo de otra persona que interpreta a otra persona”; es un personaje desternillante. Y tampoco olvidemos al detonante de la búsqueda, Chantal, una auténtica Janice, odiosa y desternillante a partes iguales. Entre el reparto encontraremos también unas cuantas caras conocidas, como Jay Duplass o Susan Sarandon.

No es fácil entrar en la narrativa y en el humor de estos dos primos, suele pasar con las comedias tan bizarras y tan surrealistas, hay que dejarse llevar por los personajes. ¿Cómo vamos a entender algo de dos chavs que juegan con niños mucho menores que ellos? ¿O que caen en estafas piramidales para vender zumos healthy en la Inglaterra profunda? No se puede, simplemente hay que quererlos. Pasa lo mismo con The Office (ambas versiones), pasa con Extras, pasa con What we do in the shadows y pasa con otras tantas series de comedia; necesitan su tiempo y su oportunidad. 

TNT trajo a España Search party y actualmente podemos ver las cuatro temporadas en Movistar Plus. Mucho cuidado con ella, porque sus capítulos son cortos y es altamente adictiva. Además, Dory Sief es capaz de todo y su vuelta está asegurada de momento en una quinta temporada renovada por HBO Max.