Madrid, 3 de junio de 2022. Sala But

Si bien el género reggae es sinónimo de “positivismo” y el dancehall representa el “buen rollo”; no podía ser otro sino uno de los máximos exponentes de ambos estilos musicales el encargado de entonar, alegrar y hacer saltar la capital del país. Pues si algo hay que criticar de la más de hora y media de concierto con las que Green Valley nos deleitó el pasado viernes, es que el mismo no hubiese durado otra hora y media más. Una sesión marcada, como no puede ser de otra manera por mensajes positivos, críticas a las injusticias sociales y baile, mucho baile.

Ángel Muñoz

Ángel Muñoz

Photo

Los alaveses y catalanes que componen la ya veterana banda, envueltos en la gira presentación de su nuevo álbum “La llave maestra”, trabajo que ha visto la luz este mismo 2022; prepararon un set list cargado de mensajes, sorpresas y recuerdos. Se nota el trabajo dedicado en la preparación de la gira desde el comienzo al final.

Las canciones del nuevo disco tales como “Déjate llevar”, “Creer en mí”, “Cada Gota” o “La protagonista”; se entremezclaban con las mas conocidas y veteranas “La vida va”, “Los sueños” o “El regalo de vivir”. Tampoco faltaron, como no podía ser de otra forma “Estamos ready”, “Si no te tengo” o “Maria Marihuana”. Entre medias… que no pasó entre medias… Hubo lugar a bromas, bailes, improvisación tirando del público, pedidas de mano… en fin, nada que no represente la ética del grupo.

La fuerza sobre el escenario y el positivismo que tanto caracteriza a Green Valley no se diluye con el tiempo, sino que se potencia disco a disco y eso, siempre es de agradecer. Una vez más demuestran que no solo son fuertes frente a los grandes formatos de festivales musicales, sino que hacen completamente suyo cualquier sala nacional o internacional y eso, crea la necesidad de repetir.