El mundo del teatro te ofrece la gran posibilidad de experimentar emociones, sentimientos y reflexiones que solemos ignorar en nuestro día a día. Pero si hay algo más revelador que vivirlo mediante una representación teatral es conocer el trabajo, esfuerzo y significado que hay detrás de cada uno de estos espectáculos. Por ello, hace unos días, tuvimos el gran honor de poder entrevistar a uno de los más grandes actores y dramaturgos de este país relacionados con esta disciplina como es Rafael Álvarez, más conocido como “El Brujo”. No se pierdan la oportunidad de poder escucharle.

María Sánchez

María Sánchez

Redactora

Fran González

Fran González

Redactor

Fernando Tello

Fernando Tello

Redactor & Photo

Este reencuentro fue posible gracias a que el pasado 26 de enero se estrenó su nueva obra “Los dioses y Dios” en el Teatro Bellas Artes, y fue aquí, donde nos invita a compartir esta obra en la que él y el músico Javier Alejano, su “compañero, amigo y hermano” como él lo define, representan “un mito antiguo basado en la obra de Plauto, ‘Anfitrión’; la historia de un dios, Júpiter, que baja a hacer el amor con la esposa de un general que está en la guerra”, resume el actor.

Pero no es la primera adaptación de un clásico que El Brujo lleva a nuestros escenarios. Nos confiesa que “los clásicos reflexionan siempre ante las grandes preguntas como: ¿Qué pasa con la vida? ¿Qué significa que estemos aquí y, de repente, te vayas de aquí? ¿Para qué viniste y por qué te vas? ¿Qué significa el paso por este mundo? ¿Qué vas a dejar aquí para los que se quedan?” Y lejos de obtener respuesta, nos encontramos con estos cuentos mitológicos para poder entender temas tan trascendentales como el “misterio de la vida, muerte o amor”.

“Le monde va de lui même”dejen hacer, y dejen pasar, el mundo va solo.

Todo esto lo hace siempre desde ese tono cómico que tanto define a este actor, pues Rafael nos confiesa que “el humor forma parte de su vida”. Tanto es así, que es hasta cuando imagina momentos delicados como pudo ser una posible retirada de los escenarios debido a la pandemia, lo primero que hace es reír, reírse de sí mismo y de su situación, “se descojonó con lo que le tocaba” nos cuenta.

Y es que, ahora más que nunca, “el sistema inmunológico necesita humor” y así cierra Rafael esta entrevista mientras nos anima a venir al teatro, donde nos recuerda: 

“Tomen las precauciones que deban de tomar porque les quiero mucho y no quiero que les pase nada, pero, sobre todo…

“¡Vivan sin miedo!”