Tras una larga travesía del desierto, en estos tiempos de punkdemia, Invasión Cochambre vuelve a la carga con Deportes de riesgo, un EP con tres nuevas canciones y su ya clásico sonido amplificado, ruidoso y distorsionado, aunque esta vez, cocinado a fuego algo más lento, lo que le confiere cierta madurez en su conjunto.

El tema principal de este trabajo, que da título al EP, retrata el turismo de borrachera que degrada numerosos barrios y ciudades del país, y las prácticas deportivas asociadas al mismo, como el balconing.

En Caos bajo los cielos encontramos una irónica oda al individualismo neoliberal, a la trampa identitaria en la que cae la clase media aspiracional. Seamos solo “iguales ante la ley de la gravedad.”

Punk parental trata de los delirios anti-civilizatorios de la ultraderecha patria. Sobre ese pin parental que pretende aislar a sus hijas e hijos de poder desarrollar ideas propias, de escuchar, hablar y reflexionar sobre la diversidad afectivo sexual y los derechos humanos.

El EP “Deportes de riesgo” ha sido grabado en Segurilla (Toledo) y autoproducido por Invasión Cochambre a través de Littlesure Noisemakers Records en octubre de 2020.

Además, durante el confinamiento del estado de alarma primaveral, publicaron Terror y su videoclip. Desde la altura (o hartura) moral que les da el que nunca tendrán sitio en la España del Orden y la Ley publicaron esta canción no apta para radiofórmulas, directa al estómago y al cerebro. Para esta ocasión contaron con la colaboración de su amiga Brenda Calistro desde lejanas latitudes.