Malena Fernández, AKA el momento incómodo, lleva tiempo ganándose su espacio en la escena madrileña. Rock confesional que estalla en estribillos furiosos con guitarras crujientes y una voz llena de personalidad y matices. Tras un lustro publicando sencillos, por fin ve la luz su LP debut, «Soy Consciente».

Nacida en Madrid, en 1996, Malena lleva tiempo formando parte de diversos proyectos musicales de la capital, consolidándose como una de las figuras más inquietas y activas de la ciudad. Ya con canciones propias y voz solista, en 2019 dio el paso al concepto banda bajo el nombre de el momento incómodo. En aquel año comenzó a editar canciones sueltas que cristalizaron en 2021 en un EP titulado «El temporal». El estilo crudo, real y visceral de Malena se iba afianzando. Igual que su facilidad para encontrar melodías memorables y estribillos indelebles.

Todas esas pistas se traducen este año en «Soy consciente», elepé de 10 canciones que supone su salto definitivo como compositora. Con Turian Boy y Bearoid a los mandos técnicos y con la propia Malena participando en la producción, Malena nos brinda un trabajo serio, honesto y brutalmente sincero, a través de rock alternativo con influencias de folk y shoegaze. Su primer LP es un ejercicio de vulnerabilidad y exposición, vestido con un rock cálido y de sonoridad West Coast al más puro estilo de Boygenius o Beabadoobee.

En palabras de la propia Malena:

«Observo, a veces tanto que pierdo la perspectiva general, me obsesiona el detalle, me distrae el detalle. He aprendido también a mirar hacia dentro y me he vuelto consciente. A veces me pregunto si tenerme tan estudiada me hace perder naturalidad. No quiero contar solo lo bueno porque no soy solo eso. En este disco me muestro vulnerable, hablo de mis errores, de mis ideas contradictorias, del amor que se vive cuando se llega cansada a casa, de la culpa  y de lo que he perdido. Escribí estas canciones porque al hacerlo puedo recuperar la perspectiva general y dejar de obsesionarme».

“Esto va a acabar muy mal”, dice Malena en el primer verso. Se equivoca, por una vez: esto va a acabar muy bien.