FEBRERO. MUCHO. ¿HAY ALGUIEN EN CASA?

MUCHO hay alguien en casapakito amarillo pen

Kartoffel Kollektiv, 2019

Martí Perarnau, el camello de lo cósmico, ha vuelto y lo hace con mandanga de la buena bajo el brazo. Tras más de tres años sin material, el esperado nuevo disco de Mucho llega para convertirse en nuestro disco del mes de febrero y lo hace precedido de hasta tres adelantos “Ahí te quedas Perarnau”, “El enemigo ahora vive en todos nosotros” y “Putochinomaricón”, que ya nos permitieron hacernos a la idea de lo que nos íbamos a encontrar en este espectacular “¿Hay alguien en casa?”.

Y es que este cuarto disco del proyecto Mucho llega rebosante de electrónica, mucha electrónica. La influencia del techno y de la cultura rave es clave en este trabajo, en el que sintetizadores y samplers forman la base sobre la que crece y se ramifica todo el sonido del álbum. Un paso adelante en la evolución de Mucho, en una dirección que ya dejaba entrever en algunos pasajes de su anterior disco.

Concebido totalmente por Martí Perarnau IV en solitario, compuesto y grabado en casa de Perarnau durante los dos últimos años, el LP está formado por una única pista en la que las canciones se van mezclando como sucede en las sesiones de DJ. Esta es la forma en la que Perarnau nos sugiere escuchar el disco, a la manera primigenia sin poder seleccionar las canciones (*), para captar la esencia del trabajo en todo su esplendor, sintiendo el disco tal y como lo ha imaginado y consiguiendo mantenernos alejados por unos 46:25 minutos de la vorágine y el bombardeo incesante en el que se ha convertido la industria musical. La escucha se convierte así en una experiencia nueva para algunos y olvidada para otros, una obra de orfebrería musical en la que todos los temas quedan envueltos en una atmósfera única. 

mucho 02 pop rock indie discomesEl disco, conceptualmente, nos presenta la historia de toda una noche en la gran ciudad, un recorrido lleno de contrastes desde el atardecer hasta el amanecer del siguiente día. Un viaje sin parones. Instrumentalmente, la compleja maraña de instrumentos utilizados para completar la grabación (pianos, pianets, trompas, Moogs, Moog bass, Rhodes, Juno 6 o Vocoders) hacen que cada nueva escucha se viva como una experiencia diferente debido al descubrimiento de nuevos matices. Las referencias a los años 80 presentes en los títulos esconden, sin embargo, unas letras totalmente actuales, críticas y directas que no dejarán indiferentes, tanto por su contenido como por su marcado acento social, ese que tan bien sabe plasmar y transmitir Perarnau. 

Las imágenes que visten el CD son de Pau Roca, guitarrista en La Habitación Roja y Lost Tapes entre otros. En algunas de estas imágenes se muestran lugares abandonados que una vez fueron parte de la ruta del Bakalao, reforzando ese vínculo con el techno que no solo está presente en esa capa (poncho) más electrónica/o de la nueva música de Perarnau, sino también en el arte que acompaña el disco.

(*): En las plataformas de streaming seleccionar la opción “continuous mix”

Ficha técnica

Toda la parte electrónica, de sintetizadores y de sampleo, está grabada por Martí Perarnau IV en su casa y en El Charrancito, excepto “1985” y “Sé que soy una anomalía”, grabadas por Martí Perarnau IV y Emilio Saiz en El Charrancito y en su piso de Barcelona.

mucho 03 pop rock indie discomesEl proceso creativo culminó con la grabación de los instrumentos analógicos en abril de 2018 en La Casa Murada, con la intervención de Ricky Falkner (Egon Soda, Standstill, Love of lesbian), Xavi Molero (Egon Soda, Iván Ferreiro) y el propio Emilio Saiz. 

La producción corre a cargo de Ricky Falkner, Santos Berrocal, Fluren Ferrer y el propio Perarnau IV.

Todas las canciones y las letras son de Martí Perarnau IV. 

Mezclado por Santos Berrocal en mayo de 2018 en Blind Records, Barcelona. 

Masterizado por Álvaro Balañá en Impact Mastering Labs. 

Diseño y maquetación por Emilio Lorente. 

revistaindie.com es una publicación Copyleft